Autor

Chema Madoz

Descripción

S/T

Año

1985

Fuente

© Chema Madoz, VEGAP, Madrid, 2019
La tapa de un horno La imaginación de Chema Madoz comienza a despertar cuando con 4 años le sirve como pupitre la bandeja abierta de un horno. Es ahí cuando le queda grabado el inmenso potencial de los objetos cotidianos para fantasear con utilidades para las que inicialmente no han sido concebidos. Con 20 años, estudiando Historia del Arte se compra su primera cámara y evoluciona rápidamente con la fotografía en busca de conseguir que sus imágenes entren en conflicto con la imaginación del observador, con un estilo altamente conceptual, surrealista y minimalista, siempre en blanco y negro. Fotógrafo y artesano En su taller de Galapagar nada es lo que parece, y nada parece lo que es. En su mesa de trabajo hay objetos, artilugios, artefactos… cosas. Muchas veces compradas y muchas otras veces fabricadas, imaginadas previamente. Él dice que su cabeza es un caos y que por eso necesita que todo esté en un orden determinado. Un orden que muchas veces sólo Madoz es capaz de ver hasta que le da forma y consigue que entonces los demás también veamos su forma de imaginar. Chema Madoz trabaja en formato analógico y no utiliza el retoque fotográfico. Para crear sus imágenes, donde hace los cambios es en la realidad, manipulando los objetos en vivo para darles forma y mostrar su interpretación del mundo después en su fotografía. Su obra en un museo Chema Madoz es el protagonista en el año 2000 de la primera muestra retrospectiva que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía dedica a un fotógrafo español en vida. Pero sus exposiciones traspasan fronteras pues además de Madrid, Valencia o Santiago de Compostela, también destacan muestras de Caracas, Santiago de Chile, Odense o Tokio. Su obra, por pura concepción también ha despertado el interés de la publicidad como la polémica campaña de una marca de vinos australiana que plagió la imagen seleccionada para la exposición, así como su aparición en multitud de contextos y soportes desde vallas publicitarias en Indochina, a carátulas de contenido para adultos en Francia o Japón.
es_ESSpanish