Autor

Joan Fontcuberta

Descripción

Sputnik

Año

1997

Fuente

© Joan Fontcuberta, VEGAP, Madrid, 2019
En la obra de Joan Fontcuberta cada proyecto representa una reflexión necesaria sobre la ficción y la realidad, nuestra capacidad de digerir las imágenes como hechos verídicos o la facilidad con la que una noticia falsa puede abrirse paso entre medios y centros especializados. Fontcuberta se empeña en demostrarnos que nada es lo que parece y que la única certeza es que debemos permanecer con los ojos muy abiertos en cada uno de sus trabajos.

El relato fantástico de Sirenas

Durante unas obras en el Cerro de San Vicente, unos operarios descubren un fósil notablemente bien conservado. Los restos son identificados con un hydropitecus (traducido como simio de agua) y cuyos orígenes se aproximan a una especie de mamífero acuático o sirénidos. Las excavaciones son dirigidas por el religioso Jean Fontaba, quien ya había encontrado otros ejemplares de hydropitecus en Italia lo que sin duda pone en duda la teoría de la evolución humana. Todo este relato, desde la fotografía a la información adicional fue creado por Joan Fontcuberta en 2002 y obtuvo gran repercusión en diversos medios de comunicación.

Googleramas, conectar la red con el mosaico

En el proyecto Googleramas, desarrollado en el año 2005, Fontcuberta conecta dos universos: el buscador de imágenes de Google y la tradicional técnica del mosaico. El fotógrafo genera imágenes que invitan a la reflexión, por ejemplo recreando la imagen de la tierra vista desde el espacio con imágenes relacionadas a la búsqueda de cielo, purgatorio e infierno en Google imágenes. Los caprichos asociativos del buscador de buscadores definen esta obra que no dejó indiferente a los visitantes.

Ximo Berenguer , el descubrimiento fotográfico que nunca existió

Una de las últimas intervenciones de Joan Fontcuberta se produjo en 2017 con el lanzamiento de la maqueta de un libro de fotografía llamado A chupar del bote perteneciente a Ximo Berenguer, un fotógrafo valenciano nacido en Picaña en 1946 y fallecido en Barcelona en 1978 en un accidente de moto. El libro llamó la atención de medios de comunicación y expertos en fotografía que reconocieron la calidad del trabajo, que se centraba en El Molino un café de Barcelona conocido durante la transición por sus espectáculos de variedades transgresores y descarados. En realidad, tanto los textos como las fotografías pertenecían a Joan Fontcuberta que pretendía demostrar la facilidad con que se puede engañar a expertos y medios, incluso con recursos muy limitados.
es_ESSpanish