Autor

Ramón Masats

Descripción

Seminaristas jugando al futbol

Año

1959

Fuente

© Ramón Masats, VEGAP, Madrid, 2019

Unos sanfermines como punto de inflexión

Ramón Masats se hizo con su primera cámara mientras hacía la mili con el dinero que le cogía “prestado” a su padre. Nunca lo confesó. Se inventó que le había tocado en una tómbola. Una compra fortuita de la revista Arte fotográfico lo transformó: decidió que quería hacer fotos y centrarse en retratar el folclore y los tópicos españoles. «Los sanfermines de 1957 fueron una prueba que me hice a mí mismo para ver si podía ser profesional. Me fui allí solo y al volver a Barcelona, les enseñé las fotos a Oriol Maspons y otros amigos y me dijeron que sí, que podría serlo», explicó Masats en una entrevista. De aquel y otros viajes a Pamplona nació el libro Los Sanfermines (1963), hito de la fotografía española.

Viejas historias de Castilla La Vieja

Masats compone en sus obras un magistral testimonio costumbrista de la historia reciente de nuestro país. Y si a esto se le une el excelente texto que sólo alguien como Miguel Delibes es capaz de enhebrar, el resultado es uno de los libros más importantes de la historia de la fotografía en España, de la colección Palabra e Imagen de Lumen (1964). La colección Palabra e Imagen (1961-1985), editada por Lumen bajo el mando de Oscar y Esther Tusquets, supuso un punto de inflexión en la edición fotográfica y narrativa de España. La colección reunía en cada título a un fotógrafo y un escritor para que ambos formatos dialogasen, sin necesidad de jerarquías. El resultado, de una calidad incuestionable, ha posicionado a las obras publicadas bajo este sello como objetos de coleccionismo muy preciados en nuestros días. Algunos de los títulos publicados fueron Neutral Corner (1962) de Ramón Masats e Ignacio Aldecoa, La caza de la perdiz roja (1963) de Oriol Maspons y Miguel Delibes o Izas, Rabizas y Colipoterras (1964) de Camilo José Cela y Joan Colom entre otros.

Cuando una fotografía es cine

Masats alternó la fotografía con el cine y la televisión. Ambos mundos se solapan, uno de ellos no existiría sin el otro. El estilo de Masats es encontrar siempre el ritmo: el hecho tiene que tener un forma. Su fotografía más famosa, la de los seminaristas jugando al fútbol, recibió el homenaje que le hizo Pedro Almodóvar en la película La mala Educación (2004), recreando con gran precisión el momento de la instantánea. Por cierto, nunca le pregunten por esta fotografía, está “hasta la gorra” de ella según explica en diversas entrevistas. Y sí, fue gol.  
es_ESSpanish